Aceite Esencial de Casia: 10 Propiedades y Beneficios

El Aceite de Casia Mejora la Circulación, Artritis y la Depresión

La casia es considerada como una de las 50 hierbas importantes en la medicina tradicional china. Es un árbol perenne nativo de China y de Birmania; la casia es comúnmente conocida como la canela china, y su nombre científico es “Cinnamomum Cassia”. El aceite esencial de casia es obtenido de la destilación del vapor de la corteza de la planta, de las hojas y de las ramitas.

La casia es similar a la canela original y es parecida en algunos beneficios y usos de la canela. Son de la misma familia botánica, y ambas tienen un aroma cálido, a especies – pero el aceite de casia es más dulce que la canela.

La casia se sido ampliamente utilizada en los sistemas de la medicina indígena y tradicional. En el sistema indio de medicina, la planta ha sido documentada como termogénica, purgativa, expectorante y diurética, y ha sido utilizada en el tratamiento de la lepra, erisipela, síntomas de úlcera, tos, flatulencia, dispepsia, problemas menstruales y tuberculosis. También se ha utilizado como un remedio natural para la bronquitis, el tratamiento natural de la anemia y para el alivio natural del estreñimiento.

Aceite Esencial de Casia Usos y Beneficios
Aceite de Casia: Usos y Beneficios

El aceite de casia puede ser utilizado para limpiar y cocinar, pero los beneficios de usar este poderoso aceite en la salud, son realmente sorprendentes. El aceite de casia es conocido por potenciar el sistema inmune – ayudándole para que todo el cuerpo funcione correctamente. Mantiene un sistema digestivo saludable y funcional y mejora la circulación sanguínea. El aceite de también es casia un antidepresivo, y ha sido utilizado por años para construir el valor y un sentido de autoestima. Tiene un efecto de calentamiento en el cuerpo y mantiene su mente tranquila.

La Planta de Casia y sus Componentes

La casia es cultivada en Asia oriental y meridional, incluyendo la India, Indonesia, Laos, Malasia, Taiwán, Tailandia y Vietnam. En los Estados Unidos, el Reino Unido y en la India, la casia es el tipo de canela más común que se utiliza. La casia es un árbol de hoja perenne que crece a alrededor de unos 32 pies de altura. La corteza es de color gris y las hojas son fuertes y alargadas, creciendo hasta alcanzar alrededor de unas cuatro pulgadas de largo.

La corteza de casia, tanto en polvo y en forma de palo, es usada como agente saborizante en la repostería, postres, pasteles y carne; también se especifica en muchas recetas de curry. Normalmente, la casia se vende como trozos de corteza o palos (ramas), pero es fácil encontrar el aceite de casia en su tienda local de alimentos saludables. Los componentes principales del aceite de casia son benzaldehído, chavicol, aldehído cinámico, acetato de cinamilo y linalol.

Los flavonoides y los compuestos antioxidantes polifenólicos en particular son conocidos por neutralizar la formación de radicales libres y tienen un gran potencial para aliviar de los procesos de la enfermedad como el cáncer y la diabetes.

10 Beneficios del Aceite de Casia

1. Cura la diarrea

La diarrea es una reacción natural a las toxinas que necesitan ser expulsadas del sistema digestivo. Afortunadamente, el aceite de casia es un agente antidiarreico; puede de atar los intestinos y detener los episodios de diarrea.

Francamente, muchas personas tienen problemas para defecar – muchos de estos problemas se deben a los alimentos procesados ​​que son tan populares hoy en día y también a los típicos niveles de estrés que las personas viven a diario. Afortunadamente, hay formas naturales para regular la forma en que trabaja su sistema digestivo. El aceite de casia mata a los microorganismos que algunas veces provocan la diarrea, y también ayuda a endurecer las heces con el contenido de su fibra.

La diarrea produce heces excesivamente blandas o acuosas, y esto puede ser peligroso si persiste porque deshidrata y debilita el cuerpo. Las causas de la diarrea varían, pero con frecuencia las razones son la deshidratación, una gripe viral del estómago o infección (como resultado de comer algo con parásitos o bacterias dañinas) – o incluso hasta los nervios. También, la inflamación en el cuerpo conduce a problemas digestivos como la diarrea. El aceite de casia sirve como una forma natural de mitigar la diarrea debido a su calentamiento, mata a las bacterias y hongos, tranquilizante para el cuerpo y propiedades anti-inflamatorias.

2. Mejora la circulación

Aceite esencial de casia
Aceite esencial de casia

Al mejorar la circulación de la sangre en todo el cuerpo, el aceite de casia, garantiza que obtengas las cantidades adecuadas de nutrientes y de oxígeno para tu desarrollo. El aceite de casia mejora la circulación sanguínea, crea una sensación de calor en el cuerpo, alivia el dolor, reduce la inflamación producto de la enfermedad y promueve la evacuación urinaria – permitiendo que el cuerpo elimine toxinas.

Los dolores musculares, por ejemplo, son causados por las afecciones circulatorias, el aumento de la actividad física, el estrés, las deficiencias nutricionales, los cambios hormonales y la deshidratación. Algunas de las áreas más comunes para los dolores musculares incluyen la espalda baja, cuello, trapecio y piernas. Como el aceite de casia estimula la circulación y funciona como un agente anti-inflamatorio, sirve como un tratamiento natural para el dolor muscular. Al mejorar la circulación, el aceite de casia también disminuye el riesgo de derrame cerebral y de ataque al corazón – dos situaciones que amenazan la vida y que pueden evitarse con este poderoso aceite.

3. Alivia los síntomas menstruales

El aceite de la casia ayuda a abrir las vías menstruales obstruidas, de esta forma alivia los calambres que son comunes al menstruar y mantiene su ciclo regular. También cura naturalmente los cólicos del PMS y los síntomas menstruales, tales como dolores de cabeza, fatiga, dolores musculares, mal humor e hinchazón. Son las propiedades emenagogas, analgésicas y analgésicas del aceite de casia las que permiten combatir los periodos irregulares y los síntomas dolorosos.

El aceite de la casia es también un aceite antiemético conocido como un remedio natural para las náuseas y ayuda a reducir la aparición del vómito – esto puede ser útil durante el síndrome premenstrual y en la menstruación o en cualquier momento que sientas náuseas. Al reducir la inflamación y la hinchazón, y relajar el cuerpo y la mente con sus efectos de calentamiento, el aceite de casia es el tratamiento perfecto para los síntomas menstruales no deseados.

4. Alivia la artritis

Se estima que para el 2030 habrá 67 millones de estadounidenses mayores de 18 años, padeciendo de artritis, que es caracterizado por la rigidez, el dolor, dificultad para mover las articulaciones y los huesos. Debido a que la artritis causa hinchazón y dolor en las articulaciones, las propiedades antiinflamatorias del aceite de casia reducen los síntomas de la artritis de forma natural.

Un estudio publicado en la Revista de Tecnología e Investigación Farmacéutica Avanzada probó los componentes activos del aceite de casia y encontró que un compuesto llamado cinamaldehído no solamente inhibía los mediadores inflamatorios sino que también activaba los mediadores antiinflamatorios. Se ha constatado que la inflamación está asociada con casi todas las condiciones de salud; el aceite de casia no solamente alivia los síntomas de la artritis, sino que también repercute en todas las funciones corporales y sistemas.

Lee también: 5 Aceites Esenciales para la Artritis

5. Antidepresivo

Aceite de Casia
Aceite de Casia

El aceite de la casia es un antidepresivo eficaz que tiene el poder de romper con el estrés, dejando al cuerpo con una sensación de calidez y tranquilidad. La casia contiene aldehído cinámico, un componente que ha sido estudiado y es conocido por aliviar las conductas y condiciones inducidas por el estrés. El estrés y la ansiedad tienen un impacto mucho mayor de lo que la mayoría de la gente piensa. Pueden influir en cada sistema del cuerpo y causar estragos en sus funciones diarias, mientras que el estrés crónico puede destruir su calidad de vida.

Al inhalar o esparcir dos o tres gotas de aceite de casia, te comes los nervios y permites que tu cuerpo funcione correctamente. Así que haz del aceite de casia parte de tu alimentación contra la depresión, si sufres de esta condición.

6. Mejora el sistema inmunológico

El aceite de la casia es un agente antimicrobiano y antiviral; también funciona como un febrífugo, combatiendo las infecciones que causan la fiebre. Este poderoso aceite protege la uretra, el colon, los riñones y el tracto urinario del crecimiento microbiano y de las infecciones. También protege el cuerpo de enfermedades virales y de condiciones como la gripe, la tos y el resfriado común.

El aceite de casia tiene un efecto de calentamiento en el cuerpo, por lo que alivia la tensión del cuerpo y puede bajar la temperatura corporal, matando las infecciones que causan la inflamación y la fiebre. Al mismo tiempo, funciona como un estimulante – mantiene tu cerebro alerta y activa las funciones corporales.

7. Combate las bacterias

Un estudio publicado en el American Journal of Chinese Medicine encontró que tanto el aceite como el cinamaldehído puro (el compuesto orgánico que da el sabor y el olor a la casia) eran igualmente de efectivos para detener el crecimiento de distintas aislamientos de bacterias. El estudio probó la eficacia de la casia contra bacterias, incluyendo estafilococo áureo, E. coli, Enterobacter aerogenes, Proteus vulgaris, Pseudomonas aeruginosa, Vibrio cholerae y Salmonela typhymurium – además, levaduras que incluyen hongos (cuatro especies de cándida), mohos y dermatofitos. Estos descubrimientos demuestran que el aceite de casia sirve como agente antimicrobiano y antibacteriano que protege al cuerpo de infecciones peligrosas.

8. Funciona Como Astringente

Debido a sus propiedades astringentes, el aceite de casia cura el dolor de garganta, la hemorragia uterina y externa, las úlceras pépticas y la diarrea. Causa la contracción de las membranas mucosas o de los tejidos expuestos; internamente, puede estabilizar la descarga del suero sanguíneo o de las secreciones mucosas.

Las propiedades astringentes del aceite de casia también lo convierten en un aceite útil para la salud de la piel y del cabello. Protege la piel y puede utilizarse para tratar naturalmente el acné, cura las heridas y llagas, elimina naturalmente las erupciones cutáneas y cura las irritaciones de la piel. También fortalece las raíces del cabello, las encías y ayuda a endurecer los músculos.

9. Repelente natural contra insectos

Repelente de Casia
Repelente de Casia

Un estudio publicado en Pest Management Science (Ciencia del Manejo de Plagas) probó la eficacia del aceite de casia al repeler los mosquitos de la fiebre amarilla. Cuatro voluntarios humanos fueron expuestos a los mosquitos en una prueba de interior que duró 30 minutos. El uso del aceite de la casia condujo a una protección del 94 por ciento; a los 50 minutos el aceite de casia proporcionó un 83 por ciento de protección, y a los 70 minutos proporcionó una protección del 61 por ciento. Los resultados indican que el aceite de casia es efectivo como un repelente de mosquitos y funciona como un remedio totalmente natural y sin productos químicos.

10. Trata la Diabetes

El aceite de la casia ha estado acaparando mucha atención por su capacidad de tratar naturalmente la diabetes bajando niveles de azúcar de sangre. Algunos estudios sugieren que esto es cierto, pero otros encuentran poca evidencia de esta afirmación. Un estudio de 2003 fue diseñado para estudiar el efecto del extracto de flor de casia en las enzimas glicolíticas y gluconeogénicas hepáticas en ratas diabéticas. Después de 30 días de tratamiento, la glucosa en sangre, la hemoglobina glicosilada y las enzimas gluconeogénicas disminuyeron significativamente, mientras que aumentó la actividad de insulina en plasma, hemoglobina y hexoquinasa. El estudio concluyó que los extractos de flores de casia eran tan eficaces como la glibenclamida, un medicamento recetado usado para tratar la diabetes tipo 2.

Otro estudio del 2005 publicado en el Journal of Medicinal Food (Diario de Alimentos Medicinales) involucró a 15 hombres y mujeres diabéticos, a quienes se les administró un suplemento de fibra de casia o placebo dos veces al día durante dos meses. Los resultados demostraron que los niveles de triglicéridos séricos y colesterol de lipoproteína de baja densidad tienden a disminuir más en el grupo que fue suplementado con casia. Por otro lado, la glucosa en ayunas, la hemoglobina A1c, el nitrógeno ureico en la sangre, la creatinina y las actividades de las enzimas no fueron cambiadas por el suplemento de fibra.

Se necesita más investigación para determinar el potencial del aceite de casia como un tratamiento efectivo para la diabetes tipo 2, pero el creciente interés en la capacidad de este aceite para tratar naturalmente estas condiciones problemáticas es muy prometedor.

Cómo Utilizar el Aceite de Casia

Aceite de Casia
Casia en forma de palo

El aceite de casia puede utilizarse al igual que el aceite de canela común – puede ser ingerido o utilizarse de forma tópica. Al consumir aceite de casia, comienza con pequeñas dosis (una o dos gotas) y puedes ir aumentando. Proporciona un sabor condimentado y cálido que va perfectamente con tés, café y platos picantes. Aquí hay algunos usos del aceite de casia que puedes probar en casa:

  • Para curar el resfriado y la gripe, esparcirse de 2-3 gotas de aceite de casia o inhalar el aceite dos veces al día.
  • Para la salud digestiva, frotarse de 2-3 gotas de aceite de casia mezclado con aceite portador en partes iguales (como aceite de coco o de jojoba) en los pies o el abdomen.
  • Para eliminar la infección causada por hongos, frotar de 1-2 gotas de aceite de casia en partes iguales de aceite portador en el área necesaria dos veces al día.
  • Para mejorar el estado de ánimo, esparcirse de 2-3 gotas de aceite de casia o agregar el aceite a un baño caliente.
  • Para tratar las náuseas y evitar el vómito, ponga de 3-5 gotas de aceite de casia en un pañuelo e inhale el olor cuando sientas náuseas.
  • Para uso interno, comienza con una pequeña cantidad, como una gota de aceite de casia, y agrégala a tu café, té, avena o a cualquier plato que tenga un sabor caliente y condimentado.

Posibles Efectos Secundarios e Interacciones del Aceite de Casia

El aceite de la casia es seguro para su uso tópico e interno. Debe evitarse durante el embarazo porque puede producir irrigación y sensibilización en la piel y en la membrana mucosa. También puede reducir la secreción de leche, por lo que no es recomendable para las madres que están lactando.

Tomar grandes cantidades de casia canela puede causar efectos secundarios en algunas personas. El aceite contiene grandes cantidades de una sustancia química llamada cumarina, y algunas personas son sensibles a la cumarina. Cuando se aplica en la piel, algunas veces, el aceite de casia puede causar irritación de la piel y reacciones alérgicas en la piel, así que intenta probar primero el aceite en un pequeño pedazo de piel.

El aceite de la casia puede disminuir el azúcar en la sangre, por lo que tomar el aceite de casia junto con medicamentos para la diabetes puede hacer que tu nivel de azúcar en la sangre sea demasiado bajo. Controla de cerca el nivel de azúcar en la sangre si utilizas ambos. Algunos medicamentos utilizados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Tomar dosis muy grandes de canela casia puede dañar el hígado, especialmente en personas con enfermedad hepática existente. No tomes grandes cantidades de canela casia si estás tomando un medicamento que puede dañar el hígado. Algunos medicamentos que pueden dañar el hígado incluyen acetaminofén (Tylenol y otros), amiodarona (Cordarone), carbamazepina (Tegretol), isoniazida (INH), metotrexato (Rheumatrex), metildopa (Aldomet), fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox) Eritromicina (Erythrocin, Ilosone, otros), fenitoína (Dilantin), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), simvastatina (Zocor) y muchos otros.

Aceite Esencial de Casia: 10 Propiedades y Beneficios
Vota este artículo

Por